Arranca la época navideña

23 11 2007

Al menos acá en México ya se empieza a ver en todos lados los adornos navideños, árboles, esferas y demás cosas y con ello algunas personas adornan pero otras más, incluso las iglesias, empiezan a predicar sobre “el verdadero significado de la navidad”.

Hay varias versiones de porque se celebra esta fecha, sobre todo aquellas que hablan sobre adoración a otro dioses y ritos paganos, o como es que se institucionalizó lo del uso de un árbol, pero creo que de las más famosas está la de Nimrod, dicen algunas fuentes que antiguamente había un hombre llamado NIMROD. Este nació precisamente el 25 de diciembre, y se dice que este hombre es el mismo que aparece en el libro de Génesis 10:8-10. Dicho hombre se unió con su madre que se llamaba Semiramis, de esta unión nació un hijo que se llamó Tammuz (Ezequiel 8:14).

Cuando Nimrod murió, su “madre-esposa” es quien lo sepultó. Pero al paso del tiempo creció un árbol en donde este había sido sepultado. Semiramis comenzó a enseñar que su “hijo-esposo” había encarnado en eses árbol y cada día de su natalicio visitaba su tumba y llevaba un sinnúmero de dones, colgándolos en eses árbol. Esta doctrina se propagó por todos los pueblos, siendo uno de ellos Babel y la tierra de Sinar, que posteriormente se llamó Babilonia. De esta forma vino a existir el “árbol” del natalicio de Nimrod.

Mi familia, por parte de mi papá son ultra católicos pero mi papá nunca fue practicanete, y por lado de mi mamá viene de Adventistas del Séptimo Día, osea que no tenía para nada la cultura de la Navidad, al contrario, mis abuelos eran de esos que se la pasaban diciendo que era adoración a otros dioses. Ya casado y recien convertidos mi esposa y yo no festejamos navidad por lo mismo de la conversión ya que en la congre donde nos salvamos también estaban en contra de esto.

Aquí no era tanto el problema de los ritos paganos pasados ni nada, sino que más bien iban al “espíritu actual de la navidad”, esto es, todo lo que envuelve a estas fechas, el excesivo gasto, la vanidad, el como se juntan familiares y acaba en borracheras y en pleitos y el vacío del hombre y la necesidad de llenarlo con este tipo de cosas. De hecho acá en México a partir del 12 de Diciembre empieza el famosísimo maratón Lupe-Reyes y es cuando la gente más toma y se endeuda, pero ya después hablaré de él.

Total que desde que tengo hijos, hace 6 años, mi esposa y yo decidimos volver con esto de la navidad, sobre todo, porque así como lo dije con lo de Halloween, para nosotros el hacer esto no es recrear los cultos paganos, creo que no tiene carácter moral el poner un árbol, además de que es una buena fecha para estar en familia, la ilusión de los niños por regalos y un ambiente diferente, claro que no caemos en que Santa Claus trajo los regalos, sí les explicamos que Jesús nos bendice todo el año y nos permite comprarles regalos en estas épocas, claro que cuidando que no anden gritando esto para no quitar la ilusión que los familiares de mi esposa tienen con cada uno de sus hijos.

Al final, sobre todo en mis hijos, no creo que se les esté formando una adoración a Baal o algo así, creo que mayor daño sería el ver que todo mundo se la pasa bien, el ver que festejan, que sus primos reciben regalos y cosas por el estilo y que sus papás los amargados no hacen nada de eso.

A ver que piensa cada quién, creo que será opinión dividida como en el caso de Halloween, pero, otra vez, creo que aquí es algo de conciencia y libertad.





Los Tres Magos

22 10 2007

Los Magos se creían más sabios que los reyes… no eran reyes, pero eran en Media y Persia señores de los reyes. Los reyes mandaban a los pueblos, pero los magos guiaban a los reyes. Sacrificadores, intérpretes de sueños, profetas y ministros, ellos solos pretendían conocer el futuro y el destino. Purificaban a los hombres, los campos, ningún rey hubiera movido guerra sin haberlos escuchado. Se preciaban de poseer los secretos de la tierra y los del cielo.

Era justo, por tanto, que fuesen a inclinarse ante Jesús. Después de las Bestias, que son la Naturaleza; después de los Pastores que son el Pueblo, esta tercera potencia -el saber- se arrodilla ante el pesebre de Belén. La vieja casta sacerdotal de Oriente hace acto de sumisión al nuevo Señor que enviará a sus anunciadores hacia Occidente; los Sabios se arrodillan ante aquel que someterá la Ciencia de las palabras y de los números a la nueva Sabiduría del Amor.

Los Magos en Belén significan las viejas teologías que reconocen la definitiva revelación, la Ciencia que se humilla ante la Inocencia, la Riqueza que se postra a los pues de la Pobreza.

Ofrecen a Jesus el oro que Jesús pisoteará; no lo ofrecen porque María, pobre, pueda necesitarlo para el viaje, sino por obedecer por adelanto a los consejos del Evangelio; vende todo lo que posees y dáselo a los pobres. No ofrecen el incienso para vencer el hedor del establo, sino porque sus liturgias van a acabar y ya no tendrán necesidad de humos y perfumes para sus altares. Ofrecen la mirra que sirve para embalsamar a los muertos, porque saben que aquel niño morirá, joven, y su madre, que ahora sonríe, habrá menester aromas con que embalsamar el cadáver.

¡Qué chulaaaaaaada! Este libro me lo regalo hace un par de años mi papá y desde la primera hoja te enamora, es un evangelio platicado y contado de otra manera, claro que no me refiero a una mejor, pero si a una diferente en donde te muestra cosas pero sobre todo de enamora más de lo bello del evangelio.

“Historia de Cristo” Giovanni Papini