Noooooo, de martes no

10 10 2007

Este era un cuasi grito que se escuchaba en el interior de cada uno de los que estaban en mi congre cuando yo estaba.

En esta congre no había tanto activismo ni reuniones, sólo 2 a la semana. La primera era la de los domingos por la mañana donde era el servicio y los martes, los que eran considerados hermanos teníamos grupo de oración de 2 a 3 horas. Ah, y una que otra visita del pastor encargado de la zona para hacer cenas del señor y prédica especial.

Y es que asistías a la iglesia, había campaña de salvación o un mensaje te tocaba o lo que fuera y te salvabas, de vez en cuando el pastor preguntaba o tu ibas para decirle que creías que Jesús ya había perdonado tus pecaos y que eras ya una nueva criatura… PERO… todavía no eras considerado hermano, NO, primero tenías que pasar por un periodo de prueba que podía ir desde 4 meses hasta quien sabe cuanto… ¿qué se buscaba? Frutos dignos de arrepentimiento. Y no eran tanto pruebas que te ponían sino ver tu caminar durante un tiempo. Por aquello de emociones o falsas conversiones.

Después de este tiempo, entrabas a la “congre” esto es, ya eras considerado hermano y entrabas al tan anhelado grupo de martes.. “wooow.. ya este cuate está en martes”, “órale, que tal persona ya va a entrar a martes” y tenías una satisfacción y sonrisa que por más que dijeras que no te importaba no la podías negar, aunque entrar era traerte más cortito realmente, mal hecho, pero lo tomamos como una carta que confirmaba que eras cristiano o que “andabas bien”.

Hasta aquí todo era belleza, ya podías diezmar, ofrendar, grupo de oración, prédicas particulares para los del grupo, cena del señor y la admiración de otros que no habían entrado, jajaja, ya ahorita me rio pero que locos estábamos.

El problema era que cuando la empezabas a regar en algo, con faltas, pecados, etc. según la gravedad del acto lo primero que te decían era una famosa frase que todos recordamos y nos reímos pero que era de muerte: “pues hermano, creo que hay cosas que tienes que checar, y pues si quieres mientras no vengas los martes” a lo que tu por dentro gritabas: “Noooooooooooooooooooooooooooo de la reunión de martes no me saquen” y es que esa salida de martes te traía la misma cantidad de caras pero ahora al revés, los que seguían en martes te veían como diciendo “pues échale ganas a ver qué pasa” pero también con un poco de “hazte pa allá apestoso” los de afuera te comían y decían “ya ves, era pura llamarada” jajajaja. Pero para el que lo echaban fuera literalmente era como morir.

Y es que nos enseñaron que estar en martes era estar bien, entonces todos entendían que una vez fuera de martes ahora estabas mal, pero ¿qué importa lo que diga la gente? Así es, el problema es que el primer convencido de que estabas mal eras tú mismo. Y ahora a ver quién te sacaba de ahí.

Lo que voy a decir es serio y es verdad… había gente que se quedó fuera de martes 10 años “revisando su caso”. Ese era el problema, falta de seguimiento por parte de pastores, aburrimiento y desánimo de los que sentaban y un sinfín de cosas.

Ahora, eso no es lo peor, lo peor era que si no te ponías las pilas y seguías en lo mismo ahora ni a domingos podías ir y si estabas grueso en lo que habías hecho te boceaban en la congre y te explicaban un chorro de cosas y a lo último decían, por eso “con el tal aun ni comías”.

Si lo sé, estaban locos nuestros líderes y nosotros igual por seguirlos, pero así fue y sigue siendo, por eso esa congre cada día tiene menos personas, desgraciadamente la ceguera llega a tanto que ahora dicen: “Dios está limpiando su casa”. Creo que el fin era bueno, santidad y perfección, pero en el camino nos desviamos y enloquecimos.

Ahí siguen personas esperando a entrar, sin poder escuchar si quiera sermón de domingos y con más pecados que antes y más amargados.. o gente que vive bien pero como no está “dentro” vive condenada.

No escribí esto para atacar a mi conge anterior, de hecho el que lea ni idea tendrá de a quien me refiero, sino más bien para hacer notar cómo pasa, desgraciadamente, que el hombre empieza a poner mandamientos más altos que los de Dios y me refiero altos no sublimes o perfectos, sino más duros e irracionales.

Prefiero caer en manos de Dios que en manos de mis enemigos, él seguro tendrá misericordia.


Acciones

Information

6 responses

10 10 2007
ffuentes

una historia bien tragicómica la tuya ¿te costó mucho entrar a la del martes?

Me parece religiosidad barata lo que ellos hacían porque personalmente creo que el saber si alguien es un creyente genuino es muy dificil tomando en cuenta que la decisión de cada quién es netamente personal y por otro lado tienes el tema de las apariencias (esas que te engañan).

Saludos

10 10 2007
capellan

No ffuentes si no es gripa lo que tenemos, ¿a poco creías que de gratis estamos locos por acá? jajajaja no, y hay cosas peores pero en fin. Y no, fíjate que yo no me tardé tanto, jajaja.

Por cierto, raro, pero estoy de acuerdo contigo en que hay muchos hipócritas, o que se auto engañan y muchas cosas así para saber 100% quien es o no salvo, pero creo que también en parte esa es la labor del pastor, ese discernimiento y el poder ver por frutos y demás cosas quienes caminan bien y quienes no. Pero así es, todo esto es personal.

Bendiciones.

11 10 2007
Joel Calleiro

Oye Capellan,

¿ Y con una “ofrendita” no se podría acelerar el proceso para entrar al grupo del martes?

Saludos

11 10 2007
capellan

mmmm Joel no se me había ocurrido… jajajaja… Fíjate que así como digo lo malo igual te comento lo bueno, este grupo si algo tenía era desinteresado en el dinero, no había listitas de diezmo, si no eras hermano no podías diezmar, si te sacaban de martes dejaban de recibir tu diezmo y más o menos así conla ofrenda. De hecho por aca los evangélicos tienen la costumbre de que si tu vas a predicar un día de invitado a su congre, al final levantan una ofrenda y te la dan, nosotros nunca hicimos eso, no la recibiamos y si la recibiamos se iba a comprar comida para todos los de esa congre…

Platicando con bros queremos creer que era un buen grupo pero que el querer tener demasiado contril los y nos volvió locos.

Bendiciones

11 10 2007
Alejandro Vazquez

Wow!! Capellan que sorprendente forma en que se vivia en esta iglesia. Dificil salir con vida, o por lo menos sin algun daño en la autoestima…!
Una vez conocí una aca en Monterrey, donde el pastor era bastante radical, bastante preparado, pero radical.
Conozco una muy cercana a mi que en los domingos nada mas una persona esta autorizada a leer la Biblia en publico. ¿Porque?
Sin duda a muchos la Gracia les parece tan poco que necesitan agregarle reglas para completarla.
Me agrada mucho tu blog y trate de linkearlo con el logo que tienes pero siempre que lo hago me borra todos los widgets que tengo…!
Saludos

11 10 2007
capellan

Alejandro… tal cual lo comentas daño autoestima… de hecho si pudiera resumirte 3 cosas serían: Stress, Daño Emocional, Síntoma de Superman

Del link pues no se porqué pase eso si quieres te paso la imagen individual o tómala o como gustes.. avísame… muchas gracias

Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s