Predicándole a Luis Miguel

1 06 2007

Y es que alguna vez un pastor comentaba haber tenido una plática con el líder de un grupo de música cristiana que había sido líder del grupo de músicos de Luis Miguel. (omito nombre para que no parezca chismerío santo, jajaja)

Y el pastor le preguntaba que si había tenido oportunidad de predicarle a Luis Miguel, este bro decía que si pero que la verdad es que era muy difícil porque no le encontraba el lado por donde llegarle.

Y es que sí, imagínate ¿qué le vas a decir?
“Estás sólo”… no tengo a Mariah Carey, Sofia Vergara y ahora estoy casado con la “Chule”
“Bueno tienes problemas económicos”… no, para nada, mis discos son de los más vendidos del mundo
“Ok, pero tienes un vacío”… no la verdad es que vivo agusto y ahora con el hijo que Dios me ha dado pues mejor
“Te falta paz”… vieras que no, vivo en Acapulco en zona privada y todo muy tranquilo

Hago la aclaración, todos nosotros sabemos que estas son trivialidades y cosas superficiales, pero para él no y realmente puede estar viviendo “bien”.

Ahora bien… ¿cómo le predicas? Jajaja.

Y es que parece que nuestro evangelio es más efectivo en la calamidad. Estamos esperando a que alguien se enferme, lo atropellen, le vaya mal en el trabajo o con la esposa para irle a predicar.

Esperamos que alguien llegue cansado de la vida y de buscarle por todos lados para entonces si predicarle.

Yo me acuerdo que en mi congre casi casi orábamos para que “Dios tocara su vida o le hiciera ver su necesidad”… y donde el amigo se enfermara hasta gusto nos daba porque era “Dios tocándolo”

Es bien fácil predicar en hospitales, ahí casi todo el mundo tiene necesidad o en un velorio o en lugares trágicos, pero no sabemos por lo regular como predicarle alguien que “aparentemente” lo tiene todo.

Creo que una de las soluciones y lo que realmente hace voltear a ver a Dios a las personas que “lo tienen todo” es el cambio y el ejemplo de uno mismo.

Ese cambio radical de vida que logramos llevar, ese que impacta, no el que ahora digamos para todo “amen” o “varón” sino el cambio real de fondo. “El que roba no robe mas” el cambio radical que nos hace caminar rectamente. Y si la persona no nos conocía de antes pues entonces la actitud actual con la que se vive, alejado de groserías, de adulterios, de andar coqueteando o viendo mujeres en calle, de tranzar de maltratar a la familia.

Creo y estoy convencido que eso es lo que puede impactar a alguien… Bueno eso y una buena dosis de rodillas (oración).


Acciones

Information

2 responses

1 06 2007
Zabdiel

Otra forma de evangelizar a quien “lo tiene todo” o que “no le hace mal a nadie” es regalándole una Biblia junto con un plan de lectura bíblica a un año. Me he topado que gente que “tiene todo” pero no tiene una Biblia (una para leer, normalmente tienen Biblias gigantes abiertas cerca de la entrada de sus residencias para según ellos “espantar los malos espíritus”).

Al leer la Palabra de Dios, ésta les redarguye de pecado y entonces entienden que lo que ellos creen que es seguridad, bienestar o paz no es realmente verdadero.

Dios les bendiga.

1 06 2007
capellan

Amén… muy bueno el comentario… y buena la idea…

Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s