¿Acepta a Cristo en tu corazón?

9 07 2007

A ver si no me queman en leña verde por esto pero ahí les va. Inspirado en uno de los más recientes post de Joel, acerca de lo que cambiarías de tu congregación, me quedé pensando qué es lo que realmente cambiaría en la mía o en la que fuera y creo que es esto.

Debo confesar que hasta la fecha no hay quien me haya podido explicar con bases bíblicas coherentes y en contexto de donde lo sacaron pero de que lo usan lo usan y es de lo más típico que puede a ver y es la famosa “llamada al altar para recibir a Cristo”

Y es que algunos dicen que viene en Apocalipsis cuando Jesús dice que “está a la puerta” pero la verdad es que eso está sacado de contexto porque ahí se refiere al cristiano y no al inconverso.

Pero en fin, no veo quien haya predicado eso, Juan el Bautista no lo predicó, Jesús no lo predicó, Pedro no lo predicó, Pablo jamás lo enseñó y en fin en ningún lado veo donde dan esa oración o donde dan la intención de que se haga semejante cosa.

Entiendo el fin o el motivo por el que se hace, tener a la gente en un punto tal que “entregue su vida a Cristo” pero… ¿realmente esto es efectivo? Yo creo que no y antes de que me empiecen a llover los tomatazos aclaro que NO dudo de que gente se haya convertido de esa forma y siga caminando con Jesús pero… se da una prédica acerca del amor de Jesús, de ahí te tocan unos cantos bonitos, estás conmovido hasta las lágrimas y te hacen la invitación, creo que nada más las piedras no se subirían al altar… ah eso sin contar que la persona que invitó a ese inconverso con miradas y todos los de alrededor casi casi obligan a la persona a pasar porque sino pues se va a ver mal… pero… ¿después que? ¿y el arrepentimiento qué? ¿y la convicción de pecado qué?

El A B C del evangelio es entender la “maldad” de uno, entrar en convicción de pecado, entender el sacrificio que Cristo hizo por nosotros, confesión de pecados a él, arrepentimiento, o sea, un cambio radical de vida y fe en que el nos perdonará.

Muchas de las personas que ahí se paran fueron movidas por presión o por emoción y eso no sirve, Dios es nuestro culto racional y debemos, y la gente debe, entender el compromiso que se está tomando, que el que roba a partir de ese momento no robe más y así cada uno.

Creo que a la gente de se le debe de predicar lo que Juan, Jesús, Pablo, Pedro y todos han predicado… ARREPENTIMIENTO.

Nunca he leído a Wesley, Finney, Wilkerson ni a nadie de los grandes cristianos “rogándole” a la gente que acepte a Cristo en su corazón… eso se me hace casi casi como la hostia, te la comes y Cristo ya está dentro de ti… pero ¿cuál es el fruto?

Repito, no dudo de gente que entienda lo que está haciendo y se acerque de verdad convencida y tenga un genuino arrepentimiento, pero eso sería lo que yo quitaría de las congregaciones, el desgraciadamente famoso “llamado al altar”

Además de ser NO bíblico, por no decir otra cosa, se me hace un recurso vano, un chantaje de sentimientos, una forma de “ganar más adeptos express” pero sobre todo algo, que en la realidad es poco efectivo ya que el que estaba llorando y consternado en dos días vuelve a su vida normal… y ¿qué diremos? ¿Que el evangelio no funcionó? ¿qué nunca fue salvo? ¿qué no quiso pagar el precio? No, el no está en el error, el error fue el que le dijo que de esa manera él ya era salvo e hijo de Dios… Aún peor, estaremos engañando a alguien que no se ha arrepentido diciéndole que ya es hermano y su vida estará en peligro, pero más su alma.

Espero se entienda en el contexto, el celo y la intención con la que está dicho lo anterior.

About these ads

Acciones

Information

20 responses

9 07 2007
Martin

Me parece interesante, para meditarlo. Gracias, que Dios te bendiga.
A proposito, que opinas… Esta bien o mal decir “Que Dios Te Bendiga”? Pregunto porque escuche por ahi que no esta bien hacerlo, aunque la intencion lo sea.

9 07 2007
capellan

Martin
Gracias por tu lectura, de lo que me dices a mi NO me parece que tena nada de malo, se me hace algo cultural como el digo yo, o sea es buena la intención de bendecir a alguien no veo porque será malo.

Bendiciones.

9 07 2007
pedro

Bendiciones Capellan; lindo tema para un foro cristiano.-
Como iglesia, tenemos errores arraigados, que lo damos por centado que es muy bíblico, cuando en realidad no lo es.-
Se ha rebajado el costo, para que muchos lleguen, sin medir las futuras consecuencias; criticamos las epocas de Constantino, cuando nosotros hacemos lo mismo.-
Pablo en Atenas predicando dice: Hechos 17:30 y 31 “Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan. Él ha fijado un día en que juzgará al mundo con justicia, por medio del hombre que ha designado. De ello ha dado pruebas a todos al levantarlo de entre los muertos.
Pedro en el día de Pentecostes dijo: Hechos 2:38 –“Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados –les contestó Pedro–, y recibirán el don del Espíritu Santo.”
Juan el Bautista predicaba: Mateo 3:2 “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.”
¿Has oido en las predicas, sobre el arrepentimiento?

La otra pregunta a responder, es ¿De que `corazón` hablamos?
Romanos 10: 17 dice: “Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.”
Perdona mi impiedad, ¿el corazón tiene oídos?
Esta involucrada la razón, por tanto como seres racionales que Dios nos creo; a Cristo se lo acepta con una desición racional(mental) y voluntaria; produciendo luego “frutos de arrepentimiento” y por tanto cambio de vida, algunos en forma casi instantanea, en otras más pausadamente.-

Como vez mi querido hermano, haz tocado un tema para largo; que el Señor te llene de sabiduría, hasta pronto.-

Efesios 1:17 a 21 “Pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, te dé el Espíritu* de sabiduría y de revelación, para que lo conozcas mejor. Pido también que te sean iluminados los ojos de tu mente para que sepas a qué esperanza él te ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos, y cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz
que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero.”

9 07 2007
Zabdiel

Estimado Capellán,

Coincido contigo en que el Evangelio que se predica en muchas iglesias no van al punto medular del arrepentimiento de pecados. La Biblia dice que Dios manda a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan (Hechos 17:30). Mucha gente acepta a Jesús y pide perdón por sus pecados, pero al no tener un verdadero arrepentimiento, siguen en su misma vida de antes.

Sin embargo, eso no significa que aquella gente que aceptó a Jesús no sea hija de Dios. La Biblia dice que todo aquel que en Él cree no se perderá y tendrá vida eterna (Juan 3:16) y a que todos los que le recibieron les dio potestad de ser hijos de Dios (Juan 1:12) .

Al aceptar a Jesús en nuestro corazón la sangre de Cristo es rociada en nuestro espíritu y somos justificados delante de Dios, del mismo modo que los pecados de Israel (figura de la iglesia) eran redimidos cuando el sumo sacerdote (figura de Cristo) rociaba la sangre del cordero sacrificado en el propiciatorio en el Lugar Santísimo (figura de nuestro espíritu) del Tabernáculo (figura del creyente) (Levítico 4, Hebreos 9).

La Biblia habla repetidamente del corazón del hombre, tanto en el AT como en el NT, y en algo es muy consistente: en el corazón se encuentran los tesoros del hombre (Lucas 6:45, Lucas 12:34). Dios mira los corazones y puede ver cuando un corazón está cerrado o abierto a las cosas de Dios. Cuando “abrimos o entregamos nuestro corazón” a Dios, entonces estamos dejando entrar al Señor a lo más preciado de nuestro ser. Felipe le dijo al eunuco “Si crees de todo corazón, bien puedes [ser bautizado]” y el eunuco aceptó a Jesús de corazón diciendo “Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios” (Hechos 8:36-38) .

La confesión verbal también es importante por la misma razón. La Biblia dice “porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34, Lucas 6:45). También dice: “Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Es importante creer de corazón, entregar a Dios nuestro corazón, aceptar a Jesús en nuestro corazón, pero también confesarlo verbalmente. Pablo lo resume en Romanos 10:9: “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”.

De ahí se deriva en muchas iglesias el “subir al altar para recibir a Cristo en su corazón” para justificación, aunque ciertamente existe el problema de que no hacen énfasis en el arrepentimiento de pecados y muchas personas que reciben a Cristo no vuelven a la iglesia y por consiguiente el proceso de santificación queda estancado. Pero Dios nunca los deja solos (Dios nunca deja a sus hijos y el permanece fiel aunque nosotros seamos infieles) y tarde o temprano se manifiesta en sus vidas para enderezar sus veredas, pero como cristianos deberíamos hacer nuestra tarea completa, no solamente llevar las almas a Cristo, sino predicar una verdad básica (doctrina leche como dice Pablo): el arrepentimiento de obras muertas (Hebreos 6:1).

9 07 2007
capellan

Zabdiel.. antes que nada gracias por tu tiempo… y mira coincido y no con lo que dices… creo que NO toda la gente que pasa a “aceptar a Cristo” se salva, por eso no estoy de acuerdo que ya despues Dios los buscará.

Tampoco digo que TODOS los que suben NO son salvos, hay gente que sí de corazón lo hacen.

Creo que el problema es que los mismos pastores, “cristianos” y mucha gente realmente creen que con esa oración ya eres salvo y eso es un error. De hecho hay páginas en las que te dicen que repitas eso leyendo y ya eres salvo, con todo respeto eso es una locura. Simple y sencillamento SIN el arrepentimiento y la confesión de pecados NO HAY SALVACION.

Y fíjate como todo lo que bien dices, son CONGETURAS y no ordenes directas de que ese es el medio para encontrar la salvación.

Y resumo en que puede creer, puedes confesar con tu boca, puedes dar tu cuerpo para ser quemado, pero si no te ARREPIENTES, Confiesas tus pecados al único que los puede perdonar, y te apartas de ellos, no puedes ser salvo.

“Y él manda a todos los hombres que se arrepientan y se bauticen..”

Creo que en esencia estamos en lo mismo, nada más que yo creo que si se ha tomado como una forma de salvación cuando NO la es, porque si así lo fuera, entonces aquel que NO diga esa oración no sería salvo, y claro que la puedes alcanzar sin hacer esa oración.

De hecho mi intención no es atacar al que hace o hizo esa oración, sino al que te hace creer que con eso ya eres salvo. Aquel que diluye el evangelio y lo reduce a un rato de emoción y palabras que pueden, en la gran mayoría, ser huecas.

Bendiciones.

9 07 2007
Gabriel

Capellán,

Te dejo un texto que traduje hace un tiempo de un amigo, Ed René Kivitz (estoy preparando un blog de él que en unos días va a estar listo). A ver que te parece.

Un abrazo,

Gabriel

> > >

Nuestro destino
por Ed René Kivitz

Una de las cosas más estúpidas que ya creí, en términos de religión, fue que la composición de la población del cielo podía ser mensurada por el número de personas que dieron el “sí” a un llamado de conversión a Jesucristo hecho en base a la tradición del cristianismo protestante evangélico angloamericano. Traduciendo: si tú crees que irán al cielo solamente las personas que aceptan a Jesús como salvador después de oír el evangelio predicado a partir de la cultura angloamericana, entonces estás en problemas: tu cielo es demasiado pequeño; tu Dios es demasiado pequeño; tu Cristo es demasiado pequeño; tu evangelio es demasiado pequeño; tu Espíritu Santo es demasiado pequeño; tu universo de comunión es demasiado pequeño; tu proyecto existencial es demasiado pequeño; tu peregrinación espiritual es demasiado pequeña.

Es urgente que se articule otra manera de convocar a las personas para que se dirijan camino al cielo. Una convocatoria que considere que “no todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo” – palabras de Jesús. Una convocatoria que resignifique el concepto de cielo, que debe dejar de ser un lugar geográfico en otro mundo para donde se va después de muerto, para significar una dimensión de relación con el Dios Eterno para la experiencia continua del proceso de humanización: estar en Cristo, ser como Cristo, ser Cristo. Con eso quiero decir que el llamado para aceptar a Jesús como salvador como credencial para ir al cielo no es la mejor convocatoria. La mejor convocatoria espiritual cristiana no es una migración de un lugar para otro, sino de un estado de ser para otro. Nuestro destino no es el cielo. Nuestro destino es Cristo. Y estoy convencido de que mucha gente va a llegar allá aunque nunca hayan escuchado el plan de salvación desarrollado por los teólogos sistemáticos angloamericanos.

9 07 2007
capellan

Pedor… amén a lo que dices “Esta involucrada la razón, por tanto como seres racionales que Dios nos creo; a Cristo se lo acepta con una desición racional(mental) y voluntaria; produciendo luego “frutos de arrepentimiento” y por tanto cambio de vida, algunos en forma casi instantanea, en otras más pausadamente”

Nada más le agregaría antes el confesar los pecados a Dios y el arrepentirte de ellos.

Pero eso que dijiste es el ABC… y coincido con lo de arriba del evangelio diluido y los errores, así es.

Y claro que he oido prédicas sobre el arrepentimiento, en mi congregación es lo que más se predica muchas veces. “Cual fue el verdadero mensaje que predicó Jesús”, etc.

Bendiciones

9 07 2007
capellan

Gabriel… espero tu blog con ganas para leerlo, muy buen escrito, y estoy de acuerdo y diste en el clavo, precisamente eso es a lo que va este post como le comento a Zabdiel al final.

Bendicioes

9 07 2007
Zabdiel

Creo que lo que llamas “subir al altar” es la formalización práctica que muchas iglesias han hecho de lo que Dios pide para ser justificados por la Sangre de Cristo, a saber: aceptar a Jesús en nuestro corazón (o si no te gusta la frase, podemos decir “abrir o entregar nuestro corazón a Él”), confesar que Él es Hijo de Dios que vino a este mundo a morir en lugar nuestro para alcanzar el perdón de nuestros pecados y Dios le levantó de los muertos (resucitó). Ciertamente “subir al altar” no es un sacramento como lo son el bautismo en agua y la cena del Señor, pero sí es bíblico.

Hay tres cosas que Dios hace cuando un hombre es alcanzado por Dios:

1) La Justificación, que es un concepto legal, y que se da cuando uno acepta a Jesús en su corazón, legalmente somos constituidos en hijos de Dios, la Sangre de Cristo es rociada en nuestro espíritu y entonces Dios ya no ve nuestro pecado en nosotros, sino la Sangre de su Hijo que sacia su justicia. Nuestros pecados pasados son perdonados.

2) La Santificación, el cual es un proceso paulatino en nuestra alma. Al recibir a Cristo normalmente persisten areas de nuestro comportamiento que no son entregadas totalmente a Dios (no hay un arrepentimiento total en muchas áreas). Con la ayuda de Dios nuestra vida va transformándose y Él va enderezándo nuestras veredas. Pero es a través de un arrepentimiento sincero por el que podemos dar un giro de 180 grados en nuestro caminar y alejarnos de nuestra vida de pecado.

Esa es la “carrera” de la que habla el NT. La meta de esa “carrera” es ser como Cristo, y entonces poder ser Vencedores y ser parte de su Esposa para sentarnos algún día juntamente con Él en su trono (Hechos 20:23-25, Hebreos 12:1-3, Apocalipsis 3:21) . Cuando pecamos, podemos perder la carrera, o inclusive ser descalificados (eliminados como dice Pablo en 1 Corintios 9:24-27). Mucha gente que acepta a Jesús, pero que vuelve a su vida pasada son cristianos vencidos por el pecado, no formarán parte de la Esposa de Cristo, ni tendrán galardón en el cielo (coronas), pero de ninguna manera pierden su calidad de hijos de Dios, o sea su Justificación ante el Padre. Dios es fiel aunque nosotros no seamos fieles y Él no puede negarse a sí mismo.

3) La Glorificación, que es una transformación futura en nuestro cuerpo, cuando Cristo venga por su iglesia seremos transformados como Él es. Cuando Jesucristo resucitó su cuerpo fue glorificado y adquirió características especiales (por ejemplo, la capacidad para trasladarse sin restricciones físicas). Cristo es las primicias de esa transformación ( Corintios 15:20-23). Pero algún día todos los cristianos seremos transformados y nuestros cuerpos serán glorificados.

Así Dios tiene una provisión de salvación completa para las tres áreas del ser humano: Justificación en nuestro Espíritu, Santificación en nuestra Alma, y Glorificación en nuestro Cuerpo. La Justificación es un derecho legal obtenido en el pasado, la santificación un proceso continuo en el presente, cuyo modelo es Cristo, y la glorifiación será una transformación que se dará en un futuro.

9 07 2007
capellan

Estimado Zabdiel… en la primera parte estoy de acuerdo en cuanto a que no es sacramento y se ha tomado como tal… pero la verdad aunque me pica la mano por contestarte lo otro, prefiero no entrar en debates y mas adelante postearé sobre eso que pones de Justificación y Santificación.. porque ahí hay mucho tema de donde exponer.

Solo pa quitarme un poquito la picazón te dejo esto, SIN AFAN DE EMPEZAR AHORITA…. uno es racional y otro es escritural

1. Si nos quita pecados o nos hace que nos vayamos arrepintiendo poco a poco como el tan mentado “proceso” entonces sería como este ejemplo

Racional
Un hombre es llevado ante un juez por homicido, venta de drogas y robo.
El juez le pregunta si se arrepiente, el dice que si, de matar y de vender drogas pero que de robar no se arrepiente.
¿Qué tiene que hacer el juez? ¿soltarlo y que poco a poco se le vaya quitando el otro? o ¿seguirlo considerando como no “restaurado” o “no apto para la libertad” hasta que se le quiten todos?

¿Qué Dios no es demasiado fuerte para quitarnos todo de una sola vez?

Escritural
Efesios 4:28
“El que robaba, que no robe más…” y Jesús se cansa de decir tus pecados son personados, vete y NO PEQUES MAS”… ¿qué quiere decir que una vez salvos ya no podemos volver a pecar? NO, pero donde tuercen las cosas o se malentienden es en ese tristemente famoso “proceso” u “obra paulatina”

Otro versículo favorito para sostener eso es Filipenses 1:6, el cual lo aplican sacado de contexto, pero como te comento ni el chiste ni fin es discutir ni menos en este que no tiene nada que ver… dame chance de armalo y veremos esos puntos.

Bendiciones estimado

10 07 2007
Zabdiel

Estimado Capellan,

Con todo gusto podemos ver cada punto a la luz de las Escrituras.

El ejemplo “racional” yo lo pondría así.

Un hombre pecador llega ante el juez en un tribunal, quien le dice que por sus faltas merece la cárcel. El hombre, a pesar de ser pecador, niega haber cometido algún ilícito, afirma categóricamente que él es un hombre bueno y que no le hace mal a nadie. Pero el juez, que es sabio y justo en sus juicios, sabe perfectamente que miente, y el hombre pecador es enviado a la cárcel por no confesar su pecado y por no arrepentirse de ellos .

Después de un tiempo un oficial va a la celda de ese hombre pecador para decirle que el juez ha tenido misericordia de él, que ha enviado a su hijo a la penitenciaría a pagar una infinita cantidad de dinero como fianza por todas sus faltas y delitos, por amor a él. El hombre incrédulo exclama. “¡Eso no es posible, en primer lugar no es posible que el juez me ame! ¿Por qué pagaría su hijo tanto dinero por mi? ¡Yo no tengo nada que ver con él! En segundo lugar ¡yo no he hecho nada!, si estoy en la cárcel es porque el juez es malo e injusto y me tiene aquí por su capricho”. Entonces el oficial lo mira con lástima y lo deja encerrado hasta que cumpla su condena por sus propia cuenta.

Si el hombre hubiese creído que el juez y su hijo lo aman en verdad, y si hubiese reconocido su pecado y arrepentido de corazón, ese hombre habría disfrutado eterna libertad. Pero al cerrar su corazón, al negar el amor del juez y su hijo, al creerse más sabio que el juez, se condenó a sí mismo.

Pero todos los que creyeron, tuvieron fe en esa gran dádiva del juez, y reconocieron su pecado, fueron puestos en libertad para siempre, no solamente eso, sino que fueron declarados hijos del juez, herederos de todos sus muchos bienes.

Algunos de los que creyeron y fueron puestos en libertad, amaron al juez, porque éste los amó primero, y fueron a su mansión y se postraron ante él en agradecimiento por su libertad y declararon humillados: “yo y mi casa te serviremos, oh juez, de ahora en adelante”, y comieron a la mesa del juez vianda exquisita, y vivieron en sus habitaciones largos días y abandonaron su antigua forma de vivir.

Pero otros al verse libres tomaron la herencia que les correspondía y la derrocharon en el mundo, volviéndose a su vómito como los perros. Entonces el acusador, enemigo de todos los que han quedado libres y que siempre está atento para ver quién cae, va presto con el juez para delatarlos diciendo: “¡mira a éste y aquel, son hijos del juez, pero han vuelto a su pecado, merecen volver a la cárcel de inmediato!”. Pero el juez, que es justo le contesta: “eso no es posible pues el precio que mi hijo pagó por ellos fue muy alto, infinito, cubre multitud de faltas, por cuanto mi hijo no tenía por qué pagar ni un centavo porque no ha sido hallada falta alguna en él; pero dejaré que sean entregados a tus verdugos, que los lleven al desierto donde no haya qué comer, ni qué beber, y llegue el día que anhelen la comida de los cerdos, y no tengan más a dónde ir. Así se acordaran de mí, se arrepentirán de haber descuidado su libertad, clamarán a mí, volverán a mi casa y yo los recibiré con gran banquete”.

Muchos regresaron con sus ropas malolientes, flacos, arrepentidos y abatidos a la mansión del juez , quien los recibió con alegría y banquete, los lavó con agua, y los visitió con ropas nuevas, y ellos sirvieron el resto de sus vidas al juez, pero los que no quisieron regresar, y persistieron en su inmundicia murieron tempranamente y sus cuerpos fueron recogidos por el juez y no pudieron ya participar de la boda del hijo del juez que estaba muy cerca.

Así es la vida del hombre ante Dios.

PD. Solo por si acaso alguien requiere de interpretación: en esta alegoría, el juez justo por supuesto representa a Dios, su hijo a Jesucristo, el hombre pecador al todos los hombres en esta tierra, el oficial al Espíritu Santo, y el acusador es el diablo, nuestro enemigo.

10 07 2007
capellan

Mi estimado Zabdiel.. bonito tu ejemplo, nada más que sin quererlo coincides conmigo… serán libres SOLO QUE SE ARREPIENTAN DE TODOS SUS PECADOS… mi ejemplo decía que si solo se arrepentian de 2 de los 3 cometidos… osea que es correcto lo que dices.. ARREPENTIRSE DE TODOS… no en un proceso… osea usando tu ejemplo se contradice con tu primer post… pero en este estás correcto, no serás libre hasta que cumplas ese “proceso” de aceptar y quitar todos tus pecados.

De lo que sigue se me hace medio exagerado y creo que pensamos muy diferentes… el precio que pago sí es muy caro pero eso que sacas de mandar a verdugos y ese tipo de cosas creo que está fuera de lugar, espero por eso que sean otras alegorías… no hay que complicarnos tanto… si eres salvo y vuelves al vómito y mueres en esa condición simple y sencillamente te vas al infierno. Si regresas como el hijo pródigo entonces tendrás tu salvación.

Y como en todos mis post.. aquí no está en duda la Gracia, favor, buena voluntad, amor, misericordía y todo lo que quieras de Dios, eso sabemos que no está en duda y que es infinito, pero lo que SI digo es que tu tienes la libertad de escoger, y que mientras no te arrepientas de TODOS tus pecados no serás salvo, ahí te puedes estar toda la vida en la iglesia haciendo el proceso pero mientras tengas 1 solo pecado que practiques NO serás salvo… Santiago lo dice.. el que tiene 1 es culpable de todos… ese es el centro del mensaje…. por eso digo que eso del “proceso” es una falacia, mentira o engaño.

Repito… Efesios 4:28
“El que robaba, que no robe más…”

Y como te digo.. me dices que claro que a la Luz de las Escrituras, creo que no hay otra forma de ver las cosas de Dios y he tratado de usar en cada post y respuesta versículos y no imaginaciones mías o doctrinales. Ahora bien como les he comentado a otros que han posteado he encontrado que en estos debates lo que se imponen son los adoctrinamientos que cada uno traemos, y es defender eso en lugar de una verdad o llegar a una verdad única, pero rara vez es cuando ambas partes están dispuesto a hacerlo y a hacer bendecidos.. por eso a veces se me hacen ociosas.

Gracias a la picazón en la mano mañana ahí posteo algo en cuanto a algunos de estos temas

Bendiciones.

10 07 2007
Zabdiel

Estimadísimo Capellan,

Si alguien confiesa ser pecador, pero no muestra arrepentimiento, entonces se trata de un cínico y sobrebio. Y Dios resiste a los soberbios, por eso es necesario el arrepentimiento para ser Justificado, porque Dios da gracia a los humildes de corazón. Pero muchas veces no nos arrepentirnos de TODOS nuestros pecados, no porque no querramos, sino porque no sabemos que estamos en pecado en ciertas áreas de nuestra vida. Es a través del proceso de Santificación por el cual somos confrontados con la Palabra de Dios, nos volvemos conscientes de nuestro caminar y vamos corrigiendo aquellos aspectos que no han sido entregados totalmente a nuestro Señor. Pero necesitamos tener un corazón dispuesto a obedecer (arrepentido) para que el proceso de Santificación se lleve a cabo. En ese proceso el modelo (meta) es Cristo.

La Biblia dice que el sumo sacerdote sacrificaba una vez al año un cordero o macho cabrío para remisión de pecados de TODO el pueblo. Tomaba la sangre y la rociaba siete veces en el propiciatorio. Cuánto más la Sangre del Cordero de Dios nos limpia de todo pecado. No una vez al año, ni siete veces debe rociarse esa sangre, sino una vez y para siempre somos rociados con su propia sangre para tener eterna redención cuando lo aceptamos en nuestro corazón/de corazón. De otra manera, si no fuera suficiente el sacrificio de Jesús, entonces tendría que morir cada vez que pecaremos (o en mi alegoría, cada vez tendría que ir el hijo del juez a pagar la fianza) para ser limpios. Pero no es así, a Dios gracias el sacrificio de su Hijo fue suficiente para toda la humanidad. Si la sangre de un macho cabrío era contada por justicia para el pueblo, ¡cuánto más la Sangre de nuestro Señor Jesucristo!

Si el sacrificio de Jesucristo no fuera suficiente para limpiarnos de todo pecado y por consiguiente ser salvos, entonces nada en esta tierra podría darnos la vida eterna, pues todos pecamos continuamente. Ni siquiera nuestras “buenas obras”. La Biblia dice en Isaías que “nuestras justicias” son trapos de inmundicia para Dios. ¡Imagínate nuestras injusticias! Las buenas obras aquí en la tierra no son contadas para nuestra justificación, sino contadas para recompensa en los cielos. Es aquí en la tierra donde construimos herencia en los cielos. En el Tribunal de Cristo (que no es el juicio final) nuestras obras serán probadas con fuego, y quien haya edificado en oro, plata y piedras preciosas, recibirán recompensa, pero quienes hayan construido sobre madera, heno y hojarasca, sufrirá “pérdida”, más no sufrirá condenación eterna.

1 Corintios 3
13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.
14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.
15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
[negritas mías]

Ciertamente por un pecado estamos destituidos de la gloria de Dios. Por eso la humanidad entera fue introducida en pecado por el primer pecado de Adán y Eva. Por eso precisamente necesitamos la redención de Jesús, porque nadie podrá salvarse a sí mismo, nadie es perfecto, no hay nadie completamente bueno, no hay nadie que cumpla totalmente la ley, sólo Jesús que murió pagando lo que a nosostros correspondía, satisfaciendo plenamente la justicia perfecta de Dios para quien cree en él. Pero los que no quieren creer en Él y su obra redentora, entonces la justicia perfecta de Dios caerá sobre ellos y pagarán su propia condena, y que normalmente son aquellos que no reconocen que han pecado.

La alegoría de los verdugos no es mía, Jesucristo la usó en la “parábola de los dos deudores”. Nota que el “deudor malvado” no fue puesto de regreso en la cárcel, sino entregado a los verdugos (Mateo 18:23-35).

Dios te bendiga

10 07 2007
capellan

Zabdiel… lo dicho, simple y sencillamente no nos vamos a poner de acuerdo, desgraciadamente en los mismos cristianos hay diferencias doctrinales y tanto tu como yo está duro que nos movamos de ellas.

Aunque queramos hacerlo a la luz de las escrituras no se puede, es como hablar con testigos de jehová o mormones, ellos también defienden sus puntos con la biblia, así es entre nosotros.

Lo dicho, creo que esta discusión es ociosa y leyendo tus escritos creo que sí pensamos y tenemos doctrinas totalmente diferentes, hay puntos en los que encuentro coincidencia pero sobre la salvación creo que tienes la doctrina de salvo siempre salvo, y de no se puede dejar de pecar y cosas por el estilo, que respeto y que ya muchas veces he rebatido bíblicamente dando ejemplos y bla bla bla, pero creo que la verdad está por demás y nos podemos pasar años haciendo esto y creo que en post pasados he dejado claro mi postura, lo que he entendido, aprendido, leido, revelado o como se le quiera decir o todas las anteriores.

Gracias por tu tiempo
Bendiciones.

10 07 2007
Zabdiel

Pienso que si es posible verlo a la luz de las Escrituras, sobre todo considerando la Palabra de Dios como un todo consistente y coherente, partiendo de “verdades generales” que encierran otras verdades y no solamente textos sueltos que nos dicen “verdades parciales” por así decirlo. Mi intención no es defender o debatir una doctrina específica como la que mencionas, sino exponer lo que he aprendido con respaldo escritural.

Creo que nos podemos poner de acuerdo si pensamos que la Biblia es la Palabra de Dios y que no hay contradicción en ella. ¿Por qué hay tantas doctrinas, acaso la Palabra de Dios se contradice a sí misma? Tú y yo tenemos la misma Escritura. ¿Acaso el Señor nos miente? Claro que no. El ejemplo de los Testigos de Jehová y los Mormones no aplica, son caso aparte, pues ellos han deformado literalmente el texto bíblico para adaptarlo a su doctrina. Tanto Testigos como Mormones tienen una biblia especial, editada y “traducida” por ellos mismos donde abiertamente adaptan (editan)la Escritura a sus creencias (para más información de los Testigos y cómo corrompen las Escrituras te recomiendo que leas el blog de Julio http://www.estudios-biblicos.org). Pero tú y yo podemos pedir revelación a Dios para entender su Palabra, ¿verdad?

Creo que Dios está restaurando a su Iglesia y que poco a poco vemos más afinidad doctrinal. En España muchos pastores invitan a los jóvenes a tomarse una cervecita después del culto, en EU muchas iglesias tienen su área de fumar y no fumar, en México las tradiciones del mundo (Navidad, Semana Santa, San Valentín y hasta Día de Muertos!) permean todavía muchas congregaciones. Pero poco a poco todo eso va cambiando, precisamente cuando se contrasta nuestra vida a la luz de las Escrituras.

Creo que Dios está santificando su Iglesia, para presentarla perfecta, pura y sin mancha a su Hijo.

Dios te bendiga abundantemente y gracias por la oportunidad de compartir mis posts.

Saludos!

11 07 2007
Anyulled

Hola Capellan, gusto en conocerte. Me di cuenta de este artículo por causa del blog de Jaaziel.

Es muy cierto lo que comentas sobre el “aceptar a Cristo” siempre he pensado que se utiliza el pasaje de ap 3:20 fuera de contexto, y que vincularlo con ro 10:10 tampoco le hace sentido.

Al respecto, te recomiendo que leas a Frank Viola y su libro (en pdf) Cristianismo Pagano. En el que se explica el origen histórico de esta práctica.

También, te sugiero un Artículo de Jhon White, que publiqué en mi blog, se llama “Evangelización o Técnicas de Venta”.

Te mando un cordial Saludo

11 07 2007
capellan

Zabdiel… creo que no entendiste lo que te comenté, claro que los Testigos corrompen las escrituras así como muchos grupos, pero el problema es que ellos NO LO ACEPTAN… osea la usan para confrontarte, la usan mal sí, pero de todos modos de ahí no los sacas, es a lo que me refiero…

Anyulled… muchas gracias por los comentarios y lo que me dices se ve interesante… deja me doy una vuelta por ahi. Espero seguirte viendo por aca

Bendiciones

11 07 2007
Gabriel

Capellán,

Ya está listo el blog de Ed René Kivitz, se llama “Otra Espiritualidad”. Puedes pasar a verlo cuando lo desees, te dejo el link aquí:

http://kivitzenespanol.blogspot.com

Un abrazo,

17 09 2007
jaime

amigos, la Gracia es el poder que Dios da para mirar y andar en sus caminos cuando tu le entregas tu corazon. y si POR GRACIA SOIS SALVOS, mediten por favor en ese poder que Dios da y que se llama Gracia. La Gracia es una gracia muerta como la explican en muchos lados. porque poca gente la entiende. si se entiende adecuadamente, La Gracia basta para vivir y vivir en paz con Dios y con el mundo. basta para amar a Dios y a su projimo como a si mismo. Si por Gracia sois salvos, entonces, por el poder que Dios da para mirar y andar en sus caminos es lo que te hace salvo CUANDO TU LE ENTREGAS TU CORAZON, Es decir, tu mente, tu entendimiento y tu voluntad. simplemente para hacer Su voluntad, porque sabes que Su proposito es bendecirte. Mi Dios derrame su Gracia en ustedes, (necesitan entregarle su corazon muchachos).

6 11 2008
mauricio

hola amigos quiero aceptar a cristo en mi corazon para que asi pueda salvar mi alma y poder hallar su misericordia y bondad mi nombre completo es mauricio aljona nicoletti oren por mi………Gracias espero que cristo me perdone mis pecados y permita que me pueda reconsiliar con el…..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.